Consejos para satisfacer las necesidades físicas y orgánicas de nuestros perros

Por: Equipo Edupet Santiago La Asociación Mundial para la protección de animales (WSPA), señala que cuando los humanos interactuamos con los animales, tenemos la responsabilidad y el deber legal de garantizar su bienestar. Muchas veces, se confunde bienestar con comprarle cosas a nuestra mascota y darle mucho cariño, sin considerar que, como especie canina tiene otras necesidades que nosotros, y su bienestar depende de muchos otros factores.

Normalmente, el bienestar animal se basa en el Principio de las 5 necesidades, descritas así:

  • Entorno adecuado.
  • Dieta adecuada.
  • Ser capaz de mostrar el comportamiento normal de la especie.
  • Alojamiento en compañía de, o aparte de, otros animales.
  • Estar protegidos del dolor, sufrimiento, lesión o enfermedad.

En el artículo anterior revisamos las necesidades de comportamiento y bienestar emocional, cognitivo, social, etc., por lo que en este artículo revisaremos las necesidades físicas y orgánicas de nuestros perros que aseguren su bienestar.

Casa y cobijo: Es esencial proveerles de suficiente espacio para caminar, correr y relajarse dentro de la casa y/o en el patio. Así como también proveerles un lugar cómodo, con su cama, sus juguetes, y mantas para el frío, y que el resto de la familia respete este lugar. A este sitio pueden acudir para descansar y aislarse del entorno. Debemos vigilar que sea fresco en verano y que esté resguardado del frío, la lluvia y el aire en invierno. Y por supuesto, en este lugar jamás debe estar encerrado o encadenado. Por ejemplo, tener un perro encerrado en un patio de 3X3 metros o en un balcón de departamento no satisface sus necesidades básicas, y puede ser considerado como maltrato.

Alimentación: Debemos entregarles comida de calidad acorde a su estilo de vida, y que los nutrientes proporcionados sean los adecuados de acuerdo a su edad (según su edad tienen necesidades nutricionales diferentes), y requieren una distinta frecuencia de alimentación (los cachorros necesitan comer 3 o 4 veces al día, los adultos sólo 2).     Agua: El agua es vital, sobre todo cuando nuestros perros comen pellet seco, y especialmente en épocas de calor. De forma permanente deben tener al menos un recipiente con agua fresca en un sitio de fácil acceso, y debe ser cambiado y lavado al menos una vez al día.

Ejercicio: Una rutina de ejercicio es crucial para la salud mental y física de nuestros perros. Todos los perros necesitan ejercitarse a diario, por lo que debemos acomodar nuestros tiempos para poder satisfacer esta necesidad. Debe pasear una hora por lo menos, y poder tener acceso a un parque cerrado o zona especialmente habilitada para poder soltarlo y que corra libremente dentro de la zona habilitada. Durante el paseo, debe ir siempre con correa y cuando lleguemos al parque o zona de juegos, asegurarnos de que el lugar es seguro antes de soltarlo, para evitar accidentes o pérdidas. En caso de enfermedad de nuestros perros, debemos consultar con su veterinario sobre el ejercicio más adecuado y la frecuencia.

Aseo: Un baño periódico (una vez al mes, por ejemplo), cepillado, corte de uñas y una revisión general son rutinas que nos permiten no sólo mantener a nuestros perros limpios, sino que detectar parásitos (que pueden afectar su salud gravemente), tumores, heridas, dermatitis, etc. También es importante considerar la higiene bucal. 

Salud y Atención veterinaria: Desde que es cachorro (y por el resto de su vida), los perros deben ser desparasitados interna y externamente, vacunarse, y recibir chequeos médicos generales para detectar cualquier problema de salud a tiempo. Es muy importante estar atentos a cualquier malestar, incomodidad o dolor que tengan, y debemos llevarlo al veterinario lo antes posible.  Esto es parte de nuestra responsabilidad como “propietarios” y forma parte de las necesidades básicas de un perro, no importa la edad que tenga. No proveer a tu perro de atención veterinaria oportuna y adecuada, también es maltrato animal.

Nuestros Consejos   Todos los perros son distintos. Infórmate sobre las necesidades específicas según el tipo de perro que tengas, y adecúalas a tu casa y estilo de vida (enriquecer su ambiente, mejorar los paseos, etc) para que ambos tengan una convivencia armónica dentro del marco de bienestar de todos. Los perros son un compromiso muy importante, y requieren todo el cuidado que merecen y necesitan. Si estás pensando en adoptar un perro; primero evalúa si tienes el tiempo, el espacio y las condiciones económicas para proveerle todo lo que realmente necesita. Mantén una relación cercana con tu veterinario, quien te podrá ir ayudando a mantener sus calendarios de vacunas y desparasitaciones al día; y te podrá aconsejar sobre los mejores tips de alimentación, salud e higiene.

Artículos Relacionados

Se agranda la familia: ¿cómo preparar al perro para recibir un bebé?

Preparar a las mascotas para la llegada de un bebé a la familia es un tema fundamental en el logro de una convivencia armoniosa...

Leer Más

Adopción de mascotas: un compromiso de por vida.

La adopción puede significar un positivo cambio de vida, sin embargo, si estás pensando en hacerlo, debes tener en cuenta varios factores antes de...

Leer Más