Beneficios del vínculo entre niños y perros

Por: Equipo Edupet Santiago

Los perros de compañía aportan diversos beneficios al hombre, los que se pueden clasificar en:

1.Beneficios físicos

2. Beneficios psicológicos

3. Beneficios sociales

Dentro de los beneficios físicos se describe que los animales:  

  • Aceleran la recuperación de enfermedades (es por ello que algunos hospitales en países desarrollados permiten que los niños hospitalizados sean visitados por sus mascotas)
  • Aumentan la realización de ejercicios y actividad al aire libre
  • Mejoran el equilibrio, la coordinación, la motricidad, la fortaleza muscular y la postura
  • Estimulan la liberación de endorfinas
  • Reducen la presión sanguínea
  • Disminuyen los niveles  de estrés

Los beneficios psicológicos se pueden resumir en que:

  • Mejoran la autoestima y sensación de seguridad en sí mismo
  • Mejoran el sentido de responsabilidad y cuidado del otro
  • Estimulan la expresión emocional
  • Disminuyen la sensación de soledad
  • Generan sentimientos de alegría
Y dentro de los beneficios sociales se describe que:
  • Facilitan la comunicación
  • Facilitan la interacción social
  • Facilitan la socialización entre niños pequeños y sus compañeros o sus padres

Además de los beneficios físicos, psicológicos y sociales, los perros son un fuerte estímulo capaz de influir positivamente en el desarrollo escolar, específicamente en la dicción y el lenguaje, la atención y concentración y el sentido de la responsabilidad. Todas las ventajas descritas se pueden aprovechar y potenciar si nuestra mascota es cuidada, educada y se protege su bienestar.

Se debe considerar que en una interacción entre niños y perros es muy importante también la educación que recibe el niño en cuanto al respeto por los animales y en la satisfacción de las necesidades físicas y mentales de los perros, las que en ocasiones pueden ser distintas a los intereses de los niños. Así, es fundamental que los padres y responsables de los niños den el ejemplo a sus hijos, preocupándose del bienestar de los integrantes animales de la familia: acudiendo de manera preventiva al médico veterinario, entregando una alimentación sana y balanceada, otorgando espacios de esparcimiento a la mascota, reconociendo sus emociones, en definitiva incluyéndolo como un miembro más de la familia.

También,  enseñen, de forma benevolente, límites en las interacciones tanto a los niños como a los perros.   Estimular la tenencia responsable y la empatía con los animales es tarea de los adultos. Potenciando estas habilidades logramos una interacción humano-animal armoniosa y un bienestar bidireccional.

Artículos Relacionados

Se agranda la familia: ¿cómo preparar al perro para recibir un bebé?

Preparar a las mascotas para la llegada de un bebé a la familia es un tema fundamental en el logro de una convivencia armoniosa...

Leer Más

Adopción de mascotas: un compromiso de por vida.

La adopción puede significar un positivo cambio de vida, sin embargo, si estás pensando en hacerlo, debes tener en cuenta varios factores antes de...

Leer Más