Cambio de alimento adulto a senior

Por: Equipo Edupet Santiago 

Las necesidades nutricionales de los perros cambian a medida que envejecen, y una excelente manera de asegurarnos de que nuestros perros tengan las mejores chances de bienestar y salud es alimentarlos con una comida que sea completa y balanceada, de alta calidad y apropiada para su edad.

Cuando nuestros perros se hacen mayores, la vejez viene acompañada de diversas complicaciones. Sin embargo, se puede hacer mucho para que vivan esta etapa de la mejor manera posible. Una dieta adaptada a las necesidades de los perros mayores les ayudará a conservar su salud y vitalidad.

La alimentación de adulto

Esta etapa se conoce como etapa de mantenimiento. Al entrar en la etapa adulta los perros dejan de crecer, por lo que tienen un menor requerimiento nutricional y calórico que los cachorros, y solamente necesitan mantener su masa y volumen. No dependerán de una alimentación tan rica en proteínas y grasas, sino que requieren alimentos un poco menos energéticos.

La alimentación senior

Durante este periodo de vida los perros experimentan diversos cambios y dolencias. Dentro de las afecciones más comunes podemos observar enfermedades articulares, enfermedad renal, problemas dentales y digestivos. En este periodo el metabolismo disminuye aún más, por lo que una sobre alimentación podría derivar en obesidad, lo que dificultaría aún más el manejo de las patologías articulares.

Los perros senior requieren una alimentación muy específica, y es de vital importancia proveerles de un alimento adecuado para esta etapa. Necesitan una dieta menos calórica, pero con proteínas de mayor calidad. Requieren un aporte balanceado de vitaminas, aminoácidos, antioxidantes, ácidos grasos, condroprotectores, y también fibra, para favorecer la digestión. También se recomienda un pellet de menor tamaño y más fácil de masticar.

¿Cuándo cambiar el alimento de adulto a senior?

En términos generales, los perros alcanzan la edad senior alrededor de los 7 años de edad. En el caso de las razas más grandes puede llegar un poco antes, y en las razas más pequeñas un poco después. Una vez que los perros alcanzan esta etapa debemos comenzar la transición a un alimento específico para perros senior.

¿Cómo hacer la transición de alimento?

Cuando nuestro perro esté listo para hacer la transición a alimento senior, se recomienda elegir la misma marca que hemos utilizado en su etapa adulta. Esto les asegura obtener los mismos beneficios que obtuvo de su alimento de adulto, y facilitará la transición.

Un cambio gradual a lo largo de cuatro días ayuda a minimizar la alteración intestinal. Cada vez que realicemos un cambio de alimento en nuestros perros, debemos utilizar este mismo protocolo, o uno similar.

Día 1: 75% comida de adulto, 25% comida senior.

Día 2: 50% comida de adulto, 50% comida senior.

Día 3: 25% comida de adulto, 75% comida senior.

Día 4: 100% comida senior.

Nuestros consejos y tips

- Los perros mayores tienden a beber menos agua. Para ayudar a mantenerlos hidratados, se recomienda agregar alimento húmedo a su comida de siempre. También podemos añadir un poco de sabor al agua (una cucharada de caldo de pollo, por ejemplo) para interesarlos en beber agua por sí solos. Si tenemos dudas sobre el consumo de agua de nuestro perro, debemos consultar con nuestro veterinario, quien nos dirá en base a su tamaño y peso, cuánta es la cantidad de ingesta de agua adecuada.

- Los requerimientos nutricionales de los perros pueden cambiar en cualquier punto de su vida sin importar la edad, especialmente si ocurre una enfermedad. En casos excepcionales, y siempre que nuestro veterinario lo indique, nuestras mascotas podrán necesitar un alimento específicamente formulado para alguna patología (problemas urinarios, problemas dérmicos, enfermedad renal, etc). Otro caso muy común de alimentación especial son las perras preñadas, pues tendrán un requerimiento calórico mayor. En perras preñadas se recomienda una nutrición basada en alimento para cachorro de alta calidad durante la preñez y lactancia.

-Alimentar a los perros con comida indicada para otra etapa de vida puede causar diversos problemas de salud. Sólo si estamos frente a una situación esporádica, o de emergencia, donde no hay una comida más adecuada disponible, podemos alimentarlos con comida húmeda o seca indicadas para otro rango etario.

-A partir de los 7 años de vida, debemos realizar controles médicos a nuestros perros, al menos una vez al año (consulta veterinaria y exámenes de laboratorio). Y así poder controlar, prolongar y mejorar la vida de nuestros queridos perros.

Artículos Relacionados

Cómo saber de qué tamaño será de adulto tu cachorro mestizo

Adoptar un perro es una hermosa experiencia, pero muchas veces existen aprehensiones al adoptar un cachorrito cuyo origen desconocemos, por miedo a que luego...

Leer Más

¿Por qué gruñe mi perro cuando juega?

Nuestros perros utilizan diversas vías para comunicarse, y una de ellas es mediante las vocalizaciones como ladridos, aullidos, gemidos y gruñidos, las cuales tienen...

Leer Más