¿Cuál es el nombre ideal para un perro?

Por: Equipo Edupet Santiago 

Lo primero que pensamos cuando sumamos a nuestra familia a un nuevo miembro perruno, es qué nombre le vamos a poner. Y es que no es una decisión fácil, pues debemos tener en cuenta que le llamaremos así por el resto de su vida. Independiente si se trata de un cachorro, o un perro adulto o de refugio, te dejamos algunos tips para tener en cuenta al momento de elegir un nombre:

  • Conversa con tu familia: siempre es bueno incluir a todos los miembros de nuestra familia en esta decisión, ya que como mencionamos anteriormente, esperamos tener que decirlo muchas veces, durante muchos años. 
  • Independiente si elegimos un nombre de moda, de algún personaje predilecto o de nuestro superhéroe favorito, es recomendable que este nombre sea fácil de pronunciar por todos los miembros de la familia. Por esto, una buena alternativa, es elegir nombres cortos y fáciles de distinguir, usualmente de 1 o 2 sílabas que estimulen la atención de nuestros peludos. Pueden probar realizando algunas repeticiones de los “nombres potenciales”, en distintos tonos, y ver si cumple con esta premisa. Si elegimos un nombre más elaborado o compuesto, siempre podemos acudir a un sobrenombre o abreviación, para simplificar el tema.

  • Evita utilizar nombres que de por sí tengan una carga negativa o sean ofensivos. Para nuestro cerebro humano, es muy difícil poder pronunciar estas palabras negativas con tonos amigables.
  • Mantenlo positivo: una vez elegido el nombre para nuestro perro, debemos siempre hacer una asociación positiva. Los perros pueden reconocer su nombre, en la medida que algo pasa cada vez que lo decimos, y lo que debemos buscar es que ocurran cosas buenas, reconfortantes, entretenidas. Para ello, se debe utilizar el refuerzo positivo, es decir, cada vez que pronunciemos su nombre, vendrá una consecuencia positiva, ya sea un premio, una caricia, entrega de su plato de comida y/o juguete favorito, etc. Para enseñar el nombre a nuestro perro, basta con ponernos a su lado, decir su nombre con tono amigable y si nos mira, decimos ¡muy bien! y premiamos. Si en una primera instancia no nos mira sólo con decir su nombre, podemos sumar alguna muletilla o pequeño ruido que llame su atención para hacer que nos mire y luego ya podemos dejar sólo su nombre y premiar. Después de varias repeticiones, podemos intentar aumentar la distancia e incluso jugar a las escondidas con nuestro perro.

  • ¡El tono de voz importa! Intenta utilizar siempre un tono de voz suave y amigable que motive a nuestro perro a venir.
  • Nunca retar o castigar a nuestro perro utilizando su nombre: Recuerda que la idea de poder asociar su nombre a cosas positivas, es que siempre que lo llamemos, quiera acudir, y nadie querría venir a nuestro llamado si siempre nos están retando, ¿ verdad?
  • Cambiar o no cambiar el nombre: Cuando adoptamos un perro adulto, entramos en el dilema si cambiar o no el nombre con el cual posiblemente viene, ya sea de su hogar anterior, refugio, etc. Pero, ¿qué será mejor? Lo que podemos hacer es probar la reacción a su nombre. Si su respuesta es de miedo o evitación, lo mejor sería cambiar a otro nombre. Ahora, si su respuesta es positiva y te sientes cómodo con su nombre anterior, puedes mantenerlo y seguir realizando la asociación a cosas buenas. Si estás en la duda y prefieres comenzar de 0, se puede, siempre y cuando apliquemos refuerzo positivo, paciencia y dedicación.
  • Después de haber leído estos consejos, si decir su nombre te hace feliz a ti y a tu perro, habrás encontrado la alternativa ideal.

Artículos Relacionados

Coronavirus y Perros

Actualmente se recomienda que si una persona en el entorno familiar da positivo al COVID-19, ésta debe permanecer aislada en una habitación, alejada también...

Leer Más

Cuidados especiales para perros pequeños en departamento

El espacio no lo es todo, niveles de actividad, energía, incluso de estimulación mental son también factores determinantes.

Leer Más