Cuidados especiales para perros grandes

Por: Equipo Edupet Santiago 

Si tienes un perro grande, o estás pensando en adoptar uno, debes conocer bien sus necesidades para cuidarlo apropiadamente. Suelen ser perros extremadamente simpáticos y graciosos. Tener un perro grande, es como tener un adorable bebé gigante. Sin embargo, existen algunas diferencias en el cuidado de los perros grandes respecto a los más pequeños, y esto los hace muy especiales.

Los perros grandes y gigantes necesitan mucho espacio, entrenamiento adecuado, y tiempo para ejercitarse. Pueden ser un maravilloso nuevo miembro para nuestra familia, o un caos total si no somos tutores responsables. En su mayoría son perros nobles y gentiles, que necesitan de nuestra guía para aprender a comportarse de la mejor forma posible. Por eso es muy importante que tengamos tiempo disponible para entrenarlos y cuidarlos adecuadamente.

Dentro de los aspectos a tener en cuenta para poder cuidar adecuadamente de nuestros queridos perros grandes, no podemos dejar de mencionar los siguientes:

Su tamaño afecta su salud: Es importante comprender que mientras más grandes, más susceptibles son a presentar ciertas patologías. Sus huesos y músculos requieren mucha más atención que los perros de tamaño más pequeño.

Dentro de las patologías más comunes podemos observar las enfermedades osteoarticulares, principalmente displasia de cadera y de codo, que generan inestabilidad, dolor, degeneración articular y osteoartritis. Un crecimiento demasiado rápido por una alimentación inadecuada puede gatillar estas patologías.

Otras alteraciones comunes en perros grandes son la dilatación/vólvulo gástrico (asociado a comer muy rápidamente y hacer ejercicio intenso) y la cardiomiopatía dilatada, entre otras.

Otro punto a tomar en consideración, es que los perros grandes maduran más lento, pero lamentablemente envejecen más rápido y son menos longevos. Viven unos 10 años en promedio. Por eso debemos realizar chequeos veterinarios rutinarios más exhaustivos a partir de los 6 años.

Sus necesidades nutricionales son diferentes: El proceso de crecimiento de los perros grandes es distinto al de las razas pequeñas, por eso es de vital importancia en sus primeros 1-2 años proveerles un alimento especial para cachorros de raza grande.

Si los sobrealimentamos, arriesgamos a que desarrollen alteraciones osteoarticulares y digestivas a futuro. Por eso es crucial respetar las porciones y el tipo de comida. Como ya mencionamos, una alimentación inadecuada a estos cachorros (como exceso de calcio, grasas y proteínas) puede generar un aumento de peso y crecimiento exacerbados, y gatillar patologías como la displasia de cadera, panosteitis, o displasia de codo.

En la adultez y etapa senior: al tener el metabolismo más lento que los perros pequeños, tendrán mayor predisposición a obesidad, por lo que debemos estar muy atentos a no sobrealimentarlos y así evitaremos problemas de salud (principalmente articulares por el exceso de peso). Deben siempre mantener su peso ideal. Algunos suplementos como glucosamina y condroitín sulfato son muy beneficiosos para su salud articular.

Necesitan adiestramiento: Aunque esto aplica para todos los perros, es de mayor relevancia en perros de gran tamaño, pues es necesario que podamos controlarlos y ellos conozcan sus cuerpos y sus límites. Los perros grandes son naturalmente más “torpes” y no miden bien sus proporciones. A veces, pueden hacernos daño o romper cosas sin querer, simplemente por su gran tamaño. Es imperativo que los comencemos a educar desde cachorros.

Deben ejercitarse: Debido a su susceptibilidad a distintos problemas de salud, es de extrema importancia asegurarnos que se ejerciten de forma periódica. Necesitan salir, jugar, correr, tomar sol, e interactuar con nosotros para estar saludables y activos. En caso de que tu perro ya presente problemas articulares, el ejercicio debe ser moderado y más controlado. Consulta con tu veterinario sobre las mejores opciones.

Nuestros consejos y tips

-Un perro más grande significa más comida, mayores cuentas veterinarias, y más gastos en general. Recuerda considerar el factor económico, para que estés 100% seguro de poder proveer todo lo que tu gigante bonachón necesita.

- Como ya mencionamos, tanto la obesidad como la dilatación o vólvulo gástrico son comunes en perros grandes. Te recomendamos que utilices comederos lentos para evitar que engullan la comida, así como también comederos cognitivos.

-Los perros de tamaño grande son los perros más abandonados, y los que más dificultad tienen para ser adoptados. Te rogamos que consideres adoptar un perro grande, y rescatarlo del abandono. Te lo agradecerá toda su vida.

Artículos Relacionados

Control reproductivo en perros: distintas alternativas, pros y contras

En Chile, 6 de cada 10 hogares posee al menos una mascota, donde los perros por lejos representan el animal de compañía más popular

Leer Más

Perros famosos de la historia

Por: Equipo Edupet Santiago Los perros llevan junto a nosotros decenas de miles de años. Son nuestros grandes amigos y compañeros, y se caracterizan...

Leer Más