Cuidados especiales para perros pequeños en departamento

Por: Equipo Edupet Santiago 

Cuando pensamos en adoptar/adquirir un perro que pueda adaptarse y vivir bien dentro de un departamento, lo primero que se nos viene a la mente, es que sea de raza o tamaño pequeño. Pero realmente todos los perros pequeños pueden vivir bien dentro de un departamento? Independiente del tamaño que sea nuestro perro, hay dos puntos primordiales que debemos considerar antes de llevar a un compañero peludo a vivir con nosotros:

  • No se trata sólo de una cuestión de espacio: si bien pensar en el espacio disponible que tendrá nuestro perro, es un factor importante a considerar (ya que pasarán varias horas en este ambiente), a su vez, es esencial comprender que los perros son seres complejos, los cuales tienen múltiples necesidades, que implican tanto necesidades biológicas (consideradas dentro del concepto de “tenencia responsable”), como necesidades sociales, emocionales, cognitivas y de educación/adiestramiento amable, las cuales deben ser cubiertas para poder tener a nuestro perro con un nivel de bienestar adecuado. Investigar sobre cuáles son estas necesidades y cómo satisfacerlas, es fundamental para todo tutor responsable.

  • Informarnos sobre los requerimientos especiales de cada raza: antes de elegir a un nuevo miembro de la familia, es muy importante investigar sobre los cuidados y necesidades especiales que pueda tener una raza determinada, ya que existen perros de tamaño pequeño con distintos niveles de actividad, energía, incluso de estimulación mental (en caso de perros de líneas de trabajo), que se adaptarán mejor a nuestro estilo de vida, dependiendo del tiempo y compromiso que podamos entregar.

Después de haber pensado muy bien estos puntos, existen una serie de recomendaciones que harán de la vida de tu perro en departamento, mucho más saludable y equilibrada.

a) Ten agua limpia y fresca siempre disponible:  junto a una alimentación de calidad y acorde a su edad y estado de salud, el ofrecer fuentes de agua limpia y fresca es igualmente importante, sobretodo en estaciones calurosas. Además recuerda mantener limpio el bebedero, para evitar la acumulación de saliva y aparición de algas u hongos que puedan desarrollarse.

b) Rutina estable: El ofrecer una rutina estable es esencial para mantener la estabilidad emocional en nuestros perros. El establecer horarios para comer, jugar, pasear, estimularlo cognitivamente, etc hará su futuro más predecible y con esto otorgar consistencia en su ambiente.

c) Zonas de resguardo:  el sentirse seguros, es parte importante de las necesidades emocionales de nuestros perros. Es por eso que debemos proporcionarles zonas donde puedan descansar, refugiarse y sentirse seguros, incluso de querer aislarse socialmente si así lo desean. Para esto, puedes ofrecer una cama cómoda o guarida en una lugar donde además se respete su espacio. El instalar mallas de seguridad en ventanas y terrazas también se debe tener en cuenta para resguardar la seguridad de nuestro animal de compañía.

d) Actividad física: tener paseos diarios y realizar ejercicio (juegos de habilidad, disc-dog, agility, entre otros) es clave, no sólo para la salud física del perro, sino también su salud mental. Realizar actividad física no solamente ayuda a regular el peso corporal y el tránsito intestinal de nuestros animales de compañía, sino que además otorga la posibilidad de explorar con sus sentidos y estimular su olfato, lo que genera una gran estimulación mental y liberación de neurotransmisores que ayudan a su bienestar y a obtener un mejor descanso.

e) Enriquecer su ambiente: añadir elementos con los cuales nuestro perro pueda entretenerse durante las horas que se encuentre solo, es crucial si queremos evitar que busque por sí solo alternativas menos adecuadas donde morder o explorar, como muebles, cojines o sillones. El ofrecer juguetes adecuados para morder y mantenerse ocupados debe ser parte de su rutina diaria. Para esto son muy útiles aquellos juguetes de material resistente y rellenables con comida, los cuales pueden ir variando en texturas y dificultad, para hacerlos más atractivos.

f) Zona de eliminación o baño: si bien enseñarle a nuestro perro a orinar y defecar en los paseos, puede ser una buena alternativa, el darles una alternativa para realizar estas actividades dentro del departamento es igual de importante, básicamente por dos razones: uno, porque pueden surgir imprevistos en nuestra rutina que nos impida llegar en los horarios establecidos de eliminación de nuestros perros, y dos, porque debemos pensar que nuestros perros se volverán gerontes, y con esto, disminuirá su capacidad de retención de orina. El hábito de eliminar en una zona determinada, es algo que se puede enseñar, pero para esto el refuerzo positivo y la supervisión constante es clave.

g) Juego y vínculo positivo con personas y animales: el perro es un animal social, por ende necesita desarrollar habilidades de comunicación e interacción positiva con diversas personas y animales, tanto de su propia especie, como de otras. El realizar actividades que le permitan pulir estas habilidades sociales, tanto en el paseo, como en el parque, guarderías caninas, reuniones sociales, etc, permitirán que tu perro se desarrolle emocionalmente mucho más sano. Además, a través del juego, podemos enseñar otras habilidades, como el control de la mordida y afianzar el vínculo humano-animal.

h) Educación y adiestramiento amable: además de ser una necesidad de nuestros perros, es fundamental que nuestro animal de compañía, por muy de tamaño pequeño que sea, tenga alguna noción sobre ciertas normas de convivencia dentro de un ambiente familiar. Gracias a la comprensión y el refuerzo positivo, no solamente un perro puede aprender dónde eliminar, sino además puede ayudar a discernir qué elementos tomar y cuáles no, a qué lugares tiene permitido el acceso (por su seguridad) y aprender una serie de comandos básicos que no solamente ayudan a nuestros perros a comportarse de manera más adecuada, sino que bajo ciertas circunstancias podrían incluso salvar su vida. Por otro lado, tus vecinos lo agradecerán, ya que siempre es mejor tener un perro bien educado para mantener una buena convivencia.

i) Estimulación cognitiva: aunque no lo creas, nuestros perros también tienen la necesidad de enfrentarse a situaciones donde deban resolver un problema o también llamados “retos mentales”. Para esto, existen una serie de alternativas, desde realizar juegos de olfato, presentarles comederos complejos, puzles para perros o juguetes cognitivos. También pueden fabricarse de manera casera, pero teniendo siempre en consideración que deben ser usados bajo supervisión, para evitar que tu perro pueda destrozarlos e ingerir alguno de estos elementos. Lo importante es estar siempre buscando distintas alternativas, para ofrecer a nuestros perros opciones y novedad.

El tener a nuestros perros felices dentro de un departamento depende en gran medida de nosotros, del tiempo, compromiso y dedicación que podamos entregar, y de entender que tienen necesidades más o menos complejas que deben ser cubiertas para mantenerlos sanos y felices.

Artículos Relacionados

¿Cuál es el nombre ideal para un perro?

Lo primero que pensamos cuando sumamos a nuestra familia a un nuevo miembro perruno es, ¿qué nombre le vamos a poner?

Leer Más

Coronavirus y Perros

Actualmente se recomienda que si una persona en el entorno familiar da positivo al COVID-19, ésta debe permanecer aislada en una habitación, alejada también...

Leer Más