Enfermedades más comunes en perros Senior y cómo prevenirlas

Por: Equipo Edupet Santiago. El envejecimiento es una etapa normal de la vida: es importante saber que la vejez no es una enfermedad, y cuando un perro se va haciendo mayor no significa que necesariamente vaya a estar enfermo. Sin embargo, a medida que nuestras mascotas se hacen mayores tenemos que estar atentos a una serie de patologías que pueden comenzar a aparecer en nuestros perros “senior”.

¿A partir qué edad consideramos que nuestros perros son senior? Como consenso, se considera que a partir de los 7 años un perro es viejo. Factores como tamaño y raza influyen, pues perros de razas grandes envejecen antes y viven menos que perros de razas más pequeñas. En perros más pequeños puede considerarse que comienzan la edad avanzada a partir de los 10 años.

¿Existen factores que influyan en el envejecimiento entre distintas mascotas? Sí, existen tanto factores genéticos como ambientales. Uno de los factores ambientales más importantes es una alimentación correcta. Pacientes obesos o desnutridos tienen una expectativa de vida menor que la de un perro con una condición corporal óptima.  Otro factor esencial es el entorno de los perros viejos: los animales que viven en el interior de las casas tienden a vivir más que los que están en el exterior, pues reciben mejores cuidados y una mayor atención a cualquier cambio en su salud.

¿Cómo saber si mi perro está envejeciendo? Los primeros signos son la aparición de canas principalmente en su hocico y en sus patas, el pelo y piel se encuentran más delgados, se forman callosidades principalmente en los codos, pecho y muslos debido al roce con superficies duras, su masa muscular disminuye y sus movimientos se vuelven más lentos y menos ágiles, particularmente las razas grandes. Como disminuye la capacidad de regeneración de los tejidos, las heridas así sean muy leves, pueden tardar más tiempo en sanar que antes.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en perros senior?

  • Enfermedades dentales: Si no se ha tenido un suficiente cuidado o higiene de las piezas dentales, éstas empezaran a llenarse de tártaro, el cual causa una inflamación e infección de las encías y el resultado puede ser la pérdida de los dientes afectados.
  • Enfermedad renal: En la vejez los riñones pierden poco a poco parte de su función. Muchas veces no presentan signos hasta que ya hay una pérdida importante. Esta es una enfermedad muy grave y no tiene cura, pero con una detección temprana mediante exámenes se puede controlar para aumentar la cantidad y calidad de vida de nuestros perros.

  • Problemas cardíacos: Las enfermedad más común del corazón es la crónica cardiaca valvular. El engrosamiento de las válvulas del corazón puede llevar a un flujo anormal de sangre en las cavidades del corazón.
  • Enfermedades osteoarticulares: Con el paso del tiempo los perros empiezan a presentar dolor en sus articulaciones ya sea por artritis o artrosis (esto se agrava con la obesidad). Cuando tienen problemas de este tipo empiezan a demostrar dificultad para levantarse, subir las escaleras o saltar.

  • Obesidad: Es una enfermedad común en perros ancianos. Los problemas que se derivan del aumento de peso son muchos, por esta razón hay que poner mucho cuidado a la nutrición en esta etapa de la vida.
  • Cáncer: Los perros son susceptibles a muchos de los mismos cánceres observados en los seres humanos. Si notamos signos como una baja en el peso, olores fuertes y extraños en su piel u hocico, protuberancias en la piel, letargo o problemas respiratorios debemos acudir tan pronto podamos a una consulta con nuestro veterinario de confianza.

  • Enfermedades hormonales: La Diabetes y el hipotiroidismo son las enfermedades hormonales más comunes en perros viejos. Para controlarlas es necesaria una dieta especial y medicamentos.
  • Disfunción cognitiva: Igual que las personas, el perro también padece de disfunción cognitiva.
  • Alteración de los sentidos: Son muy comunes problemas como la sordera, debido a la calcificación de los huesecillos del oído interno, y la disminución o pérdida de la visión que puede deberse a la padecimientos como cataratas, glaucoma, atrofia de la retina, etc. Hay una disminución en el sentido del gusto y la capacidad de regular su temperatura también disminuye.

Nuestros Consejos Es muy importante comenzar a realizar chequeos veterinarios semestrales a partir de los 7 años de edad, para poder manejar mejor la salud de nuestras mascotas y prevenir o tratar posibles enfermedades, así como mejorar su calidad y expectativa de vida. Es esencial dedicarles más atención, cuidados y cariño. También llevarlos de inmediato al veterinario si observamos cualquier alteración, no importa si tuvo su último chequeo hace sólo un par de semanas. Debemos proveerles una alimentación adecuada para perros senior. Ellos tienen diferentes necesidades y absorción de nutrientes que un perro adulto o un cachorro. Lo mismo ocurre con las distintas enfermedades, pues cada enfermedad requiere una alimentación específica. Adaptar los paseos y ejercicio, que sea el perro quien marca la cantidad e intensidad de los mismos.

Artículos Relacionados

Hernia Umbilical en cachorros: síntomas y tratamiento

Si nuestro cachorro tiene un bulto en el vientre justo donde debería estar el ombligo, lo más probable es que tenga una hernia umbilical.

Leer Más

Senderismo con tu perro: 8 puntos a considerar

El inicio de la primavera y los meses más cálidos facilitan las actividades al aire libre, donde las familias pueden disfrutar con sus mascotas.

Leer Más