La gestación en las perras: ¿qué cuidados necesitan?

Por: Equipo Edupet Santiago 

La gestación es un tema muy delicado y no debe jamás tomarse a la ligera; en Edupet siempre promovemos la tenencia responsable, y en términos generales, fomentamos que todas las mascotas sean esterilizadas.

Cuando tenemos una perra gestante, es esencial estar informados y conocer los aspectos generales. Debemos tener presente que la gestación canina dura aproximadamente 9 semanas (alrededor de dos meses), y que recién podríamos confirmar si una perra está preñada desde el día 21 de gestación. También, es importante señalar que las perras pueden cruzarse varias veces y con distintos perros, por lo que pueden tener cachorros de distinto padre en una misma camada.

Estos son nuestros consejos para optimizar la salud y bienestar de las perras gestantes: 

a) Previo a la preñez (en el caso de ser programado), se recomienda tener a la perra en el mejor estado de salud posible, y llevarla al veterinario para corroborar que todo esté en orden. Debe tener sus vacunas al día: las madres transmiten su inmunidad a los cachorros, por lo que una madre correctamente vacunada tendrá cachorros más saludables y mejor preparados para afrontar enfermedades (no se debe vacunar a la perra si ya está preñada). La futura madre debe tener sus desparasitaciones al día: la perra parasitada transmitirá los parásitos a sus cachorros, debilitándolos y poniendo en riesgo su salud, por lo que debe ser desparasitada previo a la cruza. Una vez nacidos, los cachorros también serán desparasitados a partir de las dos semanas de vida. Y por supuesto, debe tener una correcta alimentación y peso adecuado. También debemos estar atentos y prevenir enfermedades venéreas: procurar elegir a machos sanos para la cruza, y con control veterinario al día. Se debe exigir test de brucelosis a los machos que se hayan cruzado previamente.

b) Primer tercio de gestación: Se recomienda llevarla a su veterinario al principio de la gestación, para comprobar que no haya complicaciones post cruza, y que su estado de salud es adecuado. Se pueden bañar en este periodo. No veremos grandes cambios físicos, ni podremos saber a ciencia cierta si está preñada. Pueden continuar paseos y diversión con normalidad. Se recomienda mimar y cuidar a nuestra perrita más de lo habitual durante toda la gestación, pues la preñez es una etapa compleja para ellas.

c) Segundo tercio de gestación: A partir de ahora, ya podremos realizar exámenes para comprobar que nuestra perra está preñada. En este periodo se recomienda cambiar el alimento de forma gradual hacia un producto adecuado para perras gestantes, como es el alimento de cachorro de alta calidad. Se recomienda ejercicio leve, como los paseos.

d) Último tercio de gestación: Acá podremos aumentar la ingesta de alimento en un 25%, y nuestra perrita sólo debe realizar el ejercicio que pueda tolerar. A partir del día 45 de gestación, los cachorros pueden percibir los estímulos externos, por lo que es esencial evitar todo tipo de estrés en la madre (pues puede generar dificultad social y en aprendizaje en los cachorros a futuro). Se recomienda estrechar aún más nuestro vínculo con la madre, y de paso comenzar a improntar a los cachorros desde el útero, tocándolos con suaves caricias a través de la barriga de la madre (si ella lo tolera). Se recomienda un control veterinario para evaluar que todo vaya bien, y se puede realizar una ecografía para ver la cantidad de cachorros en camino, y cuán vitales son. Pocos días antes del parto, podremos observar que nuestra perrita ya produce un poco de leche. También observaremos que ella comienza a hacer nido; nosotros podemos ayudarle y preparar un nido con una camita o caja con mantas viejas en una zona confortable y segura para parir; un lugar con poco movimiento, poco ruido y poca luz. Muchas veces, la perra prefiere otra área que considera más segura que la que hemos elegido, y transporta las mantitas del nido a otro lugar. No forzarla a usar el lugar elegido por nosotros, a menos que por seguridad sea necesario. Entre 24-48 horas previas al parto, la temperatura corporal baja aproximadamente un grado (temperatura promedio en los perros es 38,5ºc).

e) El parto: Notaremos que la perra se torna inquieta, jadea y rasca su nido. Pronto aparecerán las primeras contracciones. Usualmente el primer cachorro nace durante las siguientes 1-2 horas. Si después de 2 horas de contracciones no ha nacido el primer cachorro, o si entre un cachorro y otro, pasa más de una hora, debemos contactar al veterinario. Usualmente las perras tienen muy buen instinto, y luego de que cada cachorro nazca, lo sacará de la membrana amniótica, cortará con los dientes el cordón umbilical y empezará a limpiarlo. Luego, el cachorro comenzará a mamar, lo que estimulará más contracciones, ayudando a que nazcan sus hermanos. Entre un cachorro y otro suelen pasar 20-30 minutos. Si observamos que nuestra perra tiene dificultad para ayudar a sus cachorros, podemos ayudarlos nosotros mismos, o contactar de forma urgente con nuestro veterinario, quien nos guiará paso a paso.

¡Felicidades! Tienen una hermosa camada de cachorros. A disfrutar de esta bella y difícil etapa.

Recordar: 

Durante toda la gestación, cuidar y evitar estrés en la perra. Alimentarla adecuadamente y proveer todo lo que necesita. Mantengamos siempre un estrecho vínculo con nuestra perra. Las perras no necesitan parir antes de ser esterilizadas, y tampoco necesitan “ser madres”. Los partos pueden tener complicaciones, y a veces es necesario realizar cesáreas de urgencia, por lo que tenemos que estar preparados económicamente para afrontar posibles imprevistos.

Artículos Relacionados

Cuidados para perros en fiestas y celebraciones

Es muy frecuente que durante periodos de fiestas o celebraciones, nuestras mascotas consuman alimentos dañinos que pueden provocar desde molestias leves en su salud....

Leer Más

Consejos para abordar situaciones de crisis que pueden afectar a los perros

Existen diversas situaciones que pueden afectar el bienestar de nuestras mascotas, como por ejemplo, desastres naturales, incendios, entre otros.

Leer Más